Norte Argentino

 

El Norte argentino es un fantástico mundo de naranjas, adobe y una cultura penetrante y arraigada.
Conocer el norte del país es cambiar un poco nuestras almas.
Es un viaje distinto, una sensación nueva, una huída a la historia presente.

HotelesProgramas Mes

Hacia el norte de la ciudad de Salta capital se extiende la Quebrada de Humahuaca, una abertura impactante entre las montañas de la provincia de Jujuy donde hace miles de años se asentaron poblaciones indígenas. Sus paisajes multicolores y su gente te invitan a conocerlos y a conocer sus secretos entre las montañas: salinas, valles, ríos o cascadas. Hacia el sur, los Valles Calchaquíes son el marco ideal para conocer una cultura que se resiste al paso del tiempo con sus pueblos de calles de piedra, su ganadería y agricultura como base para la subsistencia, y sus siestas obligadas a la tardecita.

AguayosNoaCafayateCuesta del ObispoDiqueJujuy

DESTINOS

AMAICHA

Situada en los Valles Calchaquíes, sobre el río Amaicha es conocida por su producción de vinos caseros, alfajores, turrones y quesillos. Pueden adquirirse tejidos de lana de alpaca y vicuña. Tiene un camping con comodidades. Cerca de allí: Complejo Pachamama, que alberga un museo dotado de cuatro salas dedicadas, respectivamente, a etnología, geología, tapices y pinturas y patio de esculturas; Los Zazos -a 5 km-, pequeña población productora de artesanías y vinos pateros. El Remate -a 8 km-, quebrada con cascadas donde nace el río Amaicha. También: Represa de Ampimpa, mirador del valle Calchaquí. Ruinas de Quilmes (provincia de Tucumán): consideradas el más grande asentamiento humano prehispánico de la Argentina. Subir

CACHI

Cachi es un pueblito ubicado a 157 km de la ciudad de Salta y a 2280 metros sobre el nivel del mar que nace en la unión de los ríos Cachi y Calchaquí. Tiene el sincretismo propio de los pueblos del norte: el estilo colonial, pero mezclado con detalles del arte precolombino.
En cuanto a la gastronomía, hay confitería, restaurante y comedores cercanos a la plaza principal donde se pueden probar distintos platos regionales: humitas, tamales, locro o empanadas.
Qué visitar: el museo arqueológico (donde pueden verse objetos de cerámica de los antiguos indios de la zona), la Iglesia San Jose, el Pueblo Viejo, el mirador, el cementerio y la Plaza 9 de julio.También, a pocos kilómetros, se encuentra el caserío de Cachi Adentro. Subir

CAFAYATE

Es la puerta a los Valles Calchaquíes. Conocido como El paraíso donde reina el sol y el buen vino, esta zona de los valles tiene una combinación de temperatura y humedad que crean un microclima ideal para el desarrollo de la uva torrontés. Hay varias bodegas que se pueden visitar gratis como La Rosa, Etchart y Domingo Hermanos, La Banda o Nanni, para conocer el proceso de fabricación y degustar el vino desde el barril.
Se puede visitar: el museo del vino, la catedral, el museo arqueológico privado Rodolfo Bravo, el mercado artesanal, las tinajas y vasijas de Cristófani.
A sólo 7 Kilómetros, se pueden visitar las nacientes del Río Colorado, lugar con pinturas rupestres y buena pesca de truchas. Subir

CAMINO A ALEMANIA

Alemanía es una localidad que queda a medio camino entre Cafayate y Salta. Desde Cafayate a Alemanía se encuentra la quebrada Rió las Conchas. Es una ruta digna de ser recorrida, con sus formaciones rocosas de siluetas y nombres muy llamativos, como Los Medanos, Los Castillos, El Obelisco, El Fraile, El Sapo, El anfiteatro y la Garganta del diablo. Subir

MOLINOS

Este pueblito de trazado irregular, con casas de adobe y tejados de tierra, con galerías y pórticos ofrece distintos puntos que merecen ser visitados: la iglesia, monumento histórico, construida en 1639, donde reposan los restos momificados del último gobernador realista Don Nicolás Severo de Isasmendi. Frente a la iglesia se halla la casa hacienda (hoy Hostal de Molinos). A 8 km, se encuentran las ruinas indígenas de la tribu de los Chicoanas de la época prehispánica. Gran criadero de vicuñas. Subir

CUESTA DEL OBISPO - RECTA DEL TIN TIN

La Cuesta del Obispo es un camino que une Chicoana con un paraje llamado Piedra del Molino, que viene a ser una capillita en la cima de la montaña. La altura máxima que se alcanza es 3410 msn, justo donde termina la Recta del Tintín. 11 km en línea recta sobre un plano, continuación de la altiplanicie de Payogasta. Durante el trayecto, se atraviesan paisajes de todo tipo, con montañas de color verde , rojo, lila, negro y amarillo.

Morrones al solSaltaSaltaCabra CorralLlama

SALTA CAPITAL - RECORRIDO HISTORICO DE LA CIUDAD

La ciudad, construida sobre el valle de Lerma, se destaca por su estilo colonial, sus casas de una planta o de un solo piso, sus calles y veredas angostas, todo rodeado de montañas.
Su centro está plagado de monumentos históricos nacionales (la mayoría declarados en 1941):
- Iglesia San Francisco: se terminó de construir en 1625 y posteriormente fue reconstruida varias veces, siendo la última en 1870, cuando el arquitecto Luis Giorgi modificó el frente levantando la torre que acompaña al templo, la más alta de Sud América con sus 53 mts. de altura.
- Cabildo: Data de los tiempos de fundación, aunque sucesivas construcciones reemplazaron a la de 1582. Funciona como un museo, conservándose valiosas colecciones que permiten apreciar el pasado histórico de la provincia.
- Convento San Bernardo: La más antigua de las construcciones religiosas de Salta. Fue en principio Ermita de San Bernardo y más adelante Hospital de San Andrés. Desde mediados del siglo pasado es Monasterio de Carmelitas. Su portal de algarrobo tallado es una joya del arte colonial salteño, fue realizado por aborígenes y data de 1762.
- Catedral Basílica: Se conservan las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro, patronos de la ciudad desde 1692. También, cerca de la puerta de entrada, está el famoso Panteón de las Glorias del Norte (declarado Monumento Histórico Nacional en 1941), donde reposan, entre otros, los restos del Gral. Güemes, el Gral. Antonio de Arenales. Fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1947.
- Monumento a Güemes: Al pie del cerro San Bernardo, y presidiendo la ciudad.
La capital tiene una importante movida nocturna que se concentra en la calle Balcarce. Bares con música desde Creedence, pasando por los Redondos hasta Chill-Out y bandas en vivo que prometen veladas a puro rocanrol.Subir

PURMAMARCA

Purmamarca quiere decir "Pueblo de la Tierra Virgen", en aimará y es una pequeña población en la provincia de Jujuy, enmarcada por espectaculares cerros de colores únicos en todo el país, conocidos como "Cerro de los Siete Colores".
En la plaza central tiene lugar una activa feria artesanal con productos típicos de la quebrada, como alfombras confeccionadas a mano, diversas tallas de maderas, indumentaria regional, vasijas y hasta variedades de plantas medicinales.
El pueblito tiene un atractivo especial porque se encuentra ubicada sobre la base de los increíbles cerros multicolores. Se recomienda visitar la antigua iglesia, declarada Monumento Histórico Nacional y que data de 1648, sobre la plaza principal. Cuenta con infraestructura de alojamiento, gastronomía y excursiones. Subir

CUESTA DEL LIPÁN - SALINAS GRANDES

Ubicadas en la ruta que lleva al paso de Jama, son una de las mayores depresiones de la provincia de Jujuy con más de 12.000 has. de sal a cielo abierto.

TILCARA

Aquí está el "pucará" (fortaleza) famoso por ser el mejor reconstruido de la quebrada de Humahuaca, Jujuy. Se puede elegir Tilcara como base para recorrer la quebrada porque cuenta con buena infraestructura hotelera: campings, hostels, hoteles, restoranes y peñas folklóricas. Tiene una Iglesia construida en 1797 pero inaugurada en 1865 y el museo de arqueología Dr. Eduardo Casanova, que tiene para el público momias y una colección de elementos de las culturas del Perú, Tiahuanaku, etc. que vale la pena visitar. El paseo hacia la Garganta del Diablo (2 horas a pie) permite apreciar la Quebrada en toda su extensión y culmina en una refrescante cascada de agua cristalina.Subir

HUMAHUACA

Se destacan sus calles angostas y empedradas, dignas de recorrer a pie, con sus casas bajas de adobe conservando su fisonomía histórica.
El Carnaval de Humahuaca, de entusiasta participación popular, es uno de los más famosos del país y atrae tanto a visitantes locales como extranjeros. Dura ocho días y en su preparación intervienen máscaras, disfraces, trajes coloridos y ritos.
En Humahuaca hay variedad de museos que muestran artesanías, folklore, pinturas y esculturas. Cuenta con infraestructura de alojamiento, gastronomía y excursiones. Visitar el Monumento a la Independencia y Tumbaya. Subir

IRUYA

Iruya es un pueblito que queda a casi 350 klómetros de Salta capital que parece estar colgando en la montaña y suspendido en el tiempo. Está a 2780 m. sobre el nivel del mar, sobre un promontorio en el valle del río Iruya. El camino para llegar tiene unos paisajes capaces de dejarte sin palabras. El pueblo conserva sus callecitas empinadas, angostas y empedradas y las casas de adobe con techos de paja y piedras asi como también sus costumbres y vestimentas de hacen 250 años. En sus alrededores podés encontrar las ruinas precolombinas de Titiconte. Uno de sus principales atractivos son las celebraciones religiosas, como la fiesta de la Pachamama, donde se mezclan lo pagano y lo sagrado. Subir

QUEBRADA DE HUMAHUACA

Pocos kilómetros. Apenas 68 son los que separan San Salvador de Jujuy de la entrada a un mundo incontrastable. En el mojón con ese número, el viajero arriba a Purmamarca, el primero de los muchos pueblos que hicieron que la Quebrada de Humahuaca fuese considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Purmamarca, entonces, es la puerta de ingreso. Un pueblo que transpira historia, forjado por la naturaleza de manera paciente a lo largo de diez mil años y decorado de forma natural con el indescriptible Cerro de los Siete Colores.

Siete colores son los que adornan la falda que puede ser apreciada en toda su magnificencia con sólo transitar las calles de este pueblo del norte argentino.

Imán para el turismo mundial, Purmamarca posee una infraestructura acorde que se ve representada en hoteles, hosterias y hospedajes para todos los bolsillos. El alojamiento en Purmamarca, por lo tanto, es tan atractivo que el viajero de paso no podrá resistirse a pasar unos días allí.

Con sólo caminar por sus callecitas, serpentear a lo largo de su damero urbano formado por edificios centenarios de adobe, basta para sentirse en otro mundo, en un universo en donde el tiempo se detiene y la rutina se olvida en un abrir y cerrar de ojos.

Veinticinco kilómetros siguiendo por la misma ruta de acceso, se llega aTilcara. Y allí las sensaciones se repiten, aunque para nada serán idénticas. El ojo poco entrenado creerá ver en Tilcara un espacio donde el hombre y la naturaleza se funden en uno. La inmensidad del paisaje circundante sobrecoge. Los hoteles en Tilcara son fáciles de encontrar. Nada más hay que buscar el hotel, la hosteria o la posada en Tilcara que más se adecua a sus gustos para disfrutar de un lugar único.

A metros del casco histórico de Tilcara se encuentra el famoso Pucará de Tilcara. Construido en la época anterior a la colonización española, el Pucará sirvió como refugio y vivienda permanente para los pueblos originarios. El visitante del Pucará encontrará en perfecto estado de conservación las paredes y zonas distribuidas dentro del Pucará, todas hechas de piedras a los que los aborígenes prehispánicos tapaban con adobe y paja.

Un poco más arriba del camino, a los 2.939 metros sobre el nivel del mar, se encuentra la tercera estrella de esta pequeña constelación histórico-turística que es la ciudad de Humahuaca. Su importancia geopolítica con respecto a Purmamarca y Tilcara hicieron que Humahuaca fuese construida y conservada con mucho esmero y fue una de las primeras en ser explotada a fondo para el turismo.
Buscar alojamiento en Humahuaca es una tarea simple, ya que cuenta con una amplia oferta de hoteles en Humahuaca que podrán ser disfrutados por todos los viajeros.

Además de su geografía impresionante, común a los demás pueblos, Humahuaca, Tilcara y Purmamarca comparten una serie de actividades como ferias artesanales, festivales locales y demás que hacen que la visita a la región sea inolvidable.Subir

VALLES CALCHAQUÍES - SALTA, CAFAYATE, CACHI Y LA SILLETA

Laciudad de Salta es una de las joyas hispánicas que mejor se han conservado en nuestro país. Salta, al norte del Valle de Lerma, era paso obligado para la gente que venía del Alto Perú y, por eso, en su casco histórico se observan las huellas del pasado colonial. Orgullosos de su historia, los salteños mantienen viva esa idea con un plan que abarca la conservación y el mejoramiento de los sitios históricos.

A raíz de eso, el viajero en Salta capital puede sentir la historia fluir por sus calles y recovecos. Si a ello se le suman los barrios periféricos del centro, que combinan modernidad con paisajes que quitan el aliento, se puede decir que la ciudad de Salta es una de las más lindas del país.

Acorde con la envergadura turística que posee Salta con respecto al noroeste argentino, puerta de entrada para los viajeros que suben hasta la Puna, el alojamiento en Salta es simple y cómodo. Hoteles, hosterías y posadas en Salta para cada necesidad se expanden por la ciudad, invitando al viajero a disfrutar. Además, posee una rica oferta gastronómica y de diversión, tanto diurna como nocturna.

A tan sólo 24 kilómetros del centro de la ciudad de Salta se encuentra La Silleta, lugar ideal para tomar contacto con las costumbres gauchas de la ciudad. Pueblo que conserva a flor de piel su estado natural, es destino obligado para salidas diarias o parar pasar unos días allí, disfrutando de la naturaleza y de las actividades típicas de campo, gracias a su variada oferta de alojamientos en fincas. Los hoteles en La Silleta son un ingreso al mundo del turismo rural con un toque salteño que lo hace inimitable.
Ya con un poco más de tiempo se puede visitar Cachi, en la confluencia de los ríos Cachi y Calchaquí. También la historia muestra su atractivo aquí, con hoteles en Cachi pensados para recordar los tiempos idos con el toque necesario de modernidad para que la estadía sea más que agradable.

Cachi es, por otra parte, la antesala ideal para adentrarse en las ricas tierras de Cafayate, epicentro de la actividad vitivinícola salteña, cuna de unos vinos que día a día ganan mercados a fuerza de un sabor que se beneficia de un clima privilegiado. Ir de bodega en bodega parece una opción más que interesante a la hora de visitar Cafayate y alojarse en la zona. Los hoteles en Cafayate poseen las características típicas de la zona, en donde las comodidades se combinan tanto con un entorno maravilloso como con una atención personalizada ejemplar. La idea de volver a Cafayate ni bien se la abandona es uno de los clásicos y espectaculares efectos  colaterales de su visita.Subir


IruyaJujuyJujuySalinasJujuySalta